Publicado por: 0

Síguenos en las redes:
0

¡Suscríbete!

¡HOLA MARKETEROS!

¿Cómo va vuestra semana? Supongo que estaréis disfrutando de las ansiadas vacaciones de Semana Santa, ¿verdad? Nosotros hasta el viernes no las empezamos en Reino Unido…. Aiiis…. ¡Benditas tradiciones españolas!

Pero no nos olvidamos de vosotros, ni de nuestro país ni de nuestros famosos políticos…. Por eso hoy desde PYMARKETING  os traemos un artículo con un titular que os habrá llamado la atención: iPhone, el móvil comunista.

¿Curioso verdad? Sobre todo si tenemos en cuenta que comunismo y capitalismo son ideologías antagónicas, es decir, contrarias. Os preguntaréis cómo el iPhone y Apple, un artículo y una marca que nacieron gracias al capitalismo y la globalización, los podemos asociar con comunismo.
Todo viene de unas declaraciones que hemos encontrado hoy en el periódico El País del líder Alberto Garzón, conocido por su ideología “mejor comunista que de izquierdas”.
Conocidas son también sus intervenciones en programas de debates, mítines, reuniones, etc. en las que siempre deja mensajes curiosos como poco.
La última declaración de Garzón que ha llamado la atención bastante a la prensa ha sido en una conferencia política en la que ha asegurado que “se puede ser comunista y tener un iPhone”.

Una afirmación bastante llamativa para las personas que tenemos relación con el mundo de los negocios y las marcas. Apple, la famosísima marca conocida por sus precios exagerados y sus prestaciones no mejores que las de la competencia, es decir: producto ‘de lujo’.
Pero más extraña nos ha parecido si la comparamos con otra declaración que hizo no hace mucho:

 

Alberto Garzón: "Tiene sentido ser comunista siempre que exista el capitalismo, un sistema económico amoral regido solo por la ganancia"

 

Si para Alberto Garzón, el sistema capitalista es amoral y lucha sólo por la ganancia, ¿por qué los comunistas pueden tener un iPhone? ¿Qué le habría parecido esto a Karl Marx? ¿A caso Apple no utiliza sistemas de producción masivos, contrarios al comunismo?

Según la RAE, la definición de Comunismo es:

Es decir, un sistema o movimiento político que busca suprimir las diferentes clases sociales (en beneficio de los más necesitados, todo sea dicho) mediante la producción de todos los productos básicos por parte del estado. Con lo cual, objetivamente hablando, no es compatible comprar el último modelo del iPhone de Apple y ser comunista. Un ejemplo son los países totalmente comunistas, como Cuba o Korea del Norte, en donde no se venden productos de multinacionales (aunque Cuba ha abierto las puertas a EEUU hace poco) porque van en contra de esa producción masiva y su correspondiente ganancia.


En algunos foros de internet existen personas que opinan que es un insulto llamar hipócritas a los comunistas que utilizan un iPhone, ya que ellos han ganado su dinero legalmente y se lo gastan en lo que quieren, y argumentan que en ningún sitio pone que los comunistas deban vivir en la pobreza o rechazar la tecnología… Realmente un comunista 'de pura cepa' igual no usaría móvil, depende del enfoque que le demos, si es un producto básico o no para la sociedad. Pero en el caso de que consideremos que es un básico, un comunisca consideraría que la fabricación del mismo debería depender del estado, para que toda la sociedad pudiera tener uno y el mismo para todos. Algo bastante incompatible con Apple, iPhone y iMac, dado que NO todos en esta sociedad se pueden permitir estos artículos.


Otros aseguran que es una falacia decir que un comunista no puede poseer un iPhone porque el móvil es un producto comunista en sí. Según argumentan, se inventó en un país socialista (el invento fue creado por el comunista Leonid Ivanovich Kupriyanovich y se creó en la URSS). Además, afirman que Karl Marx, en la “Crítica al programa de Gotha”, asegura que el bienestar de los obreros es un objetivo de la sociedad comunista... y es que... está claro que hoy en día todos necesitamos un móvil para nuestro bienestar, pero, ¿tiene que ser un iPhone?


Desde PYMARKETING creemos que cada cuál es libre de comprar y usar lo que le venga en gana, pero que la realidad es que el iPhone (ojo, el iPhone, marca y producto registrados) es un producto capitalista, en el que se utiliza (como en muchísimas multinacionales) la precariedad laboral, la producción masiva, y la diferenciación de pertenecer a grupos exclusivos. No estamos hablando de móvil, ni de inventos, ni de usos, ni de formas de vida. El debate se ha abierto entre el iPhone y el comunismo.


Una comparación bastante comprensible sería una persona que reivindica que es vegetariana, pero come pollo. El problema no es comer pollo, el problema es que reivindicas que eres vegetariano y comer pollo es contrario a eso a tu ideología.

Entonces, llegados a este punto, si un comunista puede tener un iPhone, puede llevar a sus hijos a un colegio privado o acudir a la sanidad privada, ¿no?. Si lo estamos considerando un servicio básico para la vida... (ironía)


Para que entendáis un poco mejor la problemática, os vamos a explicar más sobre Apple:


¿Cuál es la estrategia de Apple?


Produce la mayoría de sus productos en China y países asiáticos, ya sea montaje, compra de componentes o diseño, a hombros de la clase trabajadora, en donde los salarios medios de los trabajadores son bajísimos, las jornadas de trabajo muy extensas y las condiciones laborales son pobres (y ahora algunos dirán que claro, como Apple produce en China, país comunista, el iPhone es comunista).

Podemos ver en el mapa, la distribución de proveedores de Apple a nivel mundial:

En EEUU 81, en Europa 41, y en Asia ¡664! Es decir, tiene 10 veces más en Asia la producción que tiene en Europa, y sus proveedores asiáticos representan más del 80% del total. Muy equilibrado todo.


Además, como apuntan muchos críticos, hay móviles en el mercado de su competencia, directa (samsung) e indirecta (chinos), que les dan un repaso a los nuevos iPhones, mientras los productos de Apple cuestan bastante más. ¿Por qué? Porque la estrategia de Apple es diferenciarse y dirigirse a un segmento de la población "diferente". Personas que, pagando más por este artículo, pueden sentirse distintos y, sí, superiores al resto de la población. ¿Esto os suena a comunismo o a capitalismo?


Apple es caro, y esto es parte de su identidad. Ha conseguido meterse en la mente de los consumidores como un producto novedoso, diferente, y de calidad. Todo esto implica pagar más por el producto sí, pero como ya os he dicho antes, existen más móviles con las mismas o mejores prestaciones que el iPhone y con precios menores, por lo que realmente si los consumidores pagan más por Apple, es por su identidad.

El precio alto de un producto implica que no toda la población puede llegar a él, y eso es lo que buscan los productos de lujo, y en este caso concreto Apple. Llegar a un segmento específico de la población, a un club exclusivo en el que no todos pueden entrar, pero todos quieren. Por eso en España la venta de iPhones de primera mano de Apple sigue cayendo año tras año, mientras la venta de segunda, tercera, cuarta, etc. mano, es la más importante de nuestro país. Todos quieren pertenecer a ese grupo. Os dejamos un vídeo como ejemplo:

Un dato gracioso. Steve Jobs declaró que no amaba el capitalismo, pero fue multimillonario.

 

Y vosotros, ¿qué opináis?

¡Feliz semana y felices vacaciones!

“Quiero dejar mi marca en el universo.” – Steve Jobs

 

Síguenos en las redes:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *